¿Por qué una biblioteca?

Pensamos a la biblioteca como un espacio donde poner en práctica nuestras ideas, un lugar desde donde trabajar por un mundo que no se rija por relaciones de dominación.

Aspiramos a que las puertas de este lugar-encuentro estén cada vez más abiertas, donde entre todos y todas construyamos relaciones más solidarias en un clima horizontal, donde nadie mande sobre nadie – donde la palabra de todos y cada uno sea escuchada y valorada - donde podamos potenciar nuestra rebeldía en pos de una sociedad justa.

Es entonces más que un lugar donde se prestan y reciben libros: esperamos que sea un encuentro de debates, de personas participando … En otras palabras, de muchos haciendo lo que pensamos como otra forma de hacer política, saliendo de las formas partidarias, dando lugar a las decisiones y acciones colectivas en común-unión.

Es así como día a día distintas personas se han ido acercando y sumando a los distintos espacios que tenemos en la biblioteca: El espacio de huerta, el de cine, el de difusión y comunicación, entre otros.

Este mundo que soñamos, no es la foto de un futuro irrealizable, sino muchas posibles formas que va adquiriendo este espacio, que como tantos se va construyendo y reconstruyendo junto con otros día a día. Es por eso que en cada reunión reflexionamos para preguntarnos hacia donde queremos seguir caminando, deshaciendo y rehaciendo, andando y desandando.

… por todo esto el espacio tiene un nuevo nombre: Las Vueltas del Caracol.

Re-caminando sobre los mismos pasos, y al sumarse otras voces y otras manos, se van transformando para crear algo nuevo. Este caracol, que en sus vueltas avanza lento pero firme, incluye a otros en su recorrido. Esperamos que estas vueltas andantes se conviertan en más desafíos, que inviten a sumarse también a los que aún no se han acercado.

miércoles, 13 de octubre de 2010